La Calavera

La Vida, el Universo, y todas las cosas

  • No mas Sangre

    No mas Sangre

  • Categorías

  • Archivo

  • Mas leídos

  • RSS Recomendado

    • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.
  • Banners

    WordPress

    Get Firefox

    Get Thunderbird

    Ubuntu - Linux for Human Beings

    Fotograf�as del Corsario Negro en Flickr

    The Hitchhickers Guide to the Galaxy

    Dilbert

Fotografía: Las mejores fotos del 2011

Posted by El Corsario Negro en 2012-01-09

“Which of my photographs is my favorite? The one I’m going to take tomorrow.”
– Imogen Cunningham

Recordando a mi amigo Miguel, ahora tan lejos y tan cerca, en el frío, una pequeña colección de imágenes del 2011, también ahora tan cerca y tan lejos.

The Big Picture, El Año en Fotografías, Parte 1, Parte 2 y Parte 3.

National Geographic Photography Contest Winners: 2011

Imagenes en el tiempo. Recuerdos de un año que ya pasó. Nuestro futuro.

Tsunami en Japón

Tsunami en Japón

Posted in Fotografía | Etiquetado: , | Leave a Comment »

Día 14,543: Una revisión de 2011

Posted by El Corsario Negro en 2012-01-01

“The WordPress.com stats helper monkeys prepared a 2011 annual report for this blog.”
– Aviso por parte de WordPress de que me habían hecho la tarea.

Termina un año, un año donde no escribí tanto como hubiera querido, pero escribí lo que quise, en especial el reto de los 30 libros el cual disfruté como pocas cosas.
Reporte Anual

Que puedo decir, me gustan las estadísticas, y creo hicieron un buen trabajo en la presentación.
Ahora a escribir mas y mejor, en este, mi año de enmedio.

Posted in Weblog | Etiquetado: , , | Leave a Comment »

Blog Action Day 2011: Comida II

Posted by El Corsario Negro en 2011-10-27

“El maíz estaba oculto bajo una gran peña y sólo las hormigas lo conocían. Un día la zorra halló y probó unos granos de maíz que las hormigas habían dejado caer cuando lo sacaban. Los comió y le parecieron deliciosos. Cuando las hormigas volvieron esa noche, la zorra las siguió, pero la grieta que había en la roca era demasiado pequeña para que pudiera alcanzar el maíz. Por lo tanto, hubo de contentarse con los granos que dejaban caer las hormigas.
Al regresar junto a los otros animales, la zorra se ventoseó; aquellos quisieron saber qué había comido que hasta sus vientos olían tan bien. La zorra negó haber hallado un nuevo alimento, pero los otros animales la siguieron en secreto y vieron lo que comía. Ellos también comieron maíz y les gustó y pidieron a las hormigas que les sacaran más granos. Las hormigas se avinieron al principio, pero viendo que no podían aprovisionar a todos los animales se negaron a sacar más maíz. Los animales pidieron ayuda a las grandes hormigas rojas y después a la rata, pero no pudieron meterse en la grieta. Finalmente, comunicaron al hombre el secreto de aquel maravilloso alimento y éste pudo romper la roca y extraer el maíz”.
– Leyenda maya del nacimiento del maíz. Una de las pocas leyendas del mundo en donde el “ventoseo” forma parte importante de la historia.

Siguiendo con el paseo por la comida a base de maíz, hay dos platillos que quiero mencionar que son a base de tortillas.

Uno, el favorito de mi hija. De las cosas mas simples y mas ricas del mundo. Un alimento que no he conocido a ningún niño que no le guste. La Quesadilla.

Quesadillas

Quesadillas


Toman un poco de queso (idealmente oaxaqueño), lo pones dentro de la tortilla y doblas esta a la mitad. Una vez armada se pone en un comal o se sumerge en aceite (dependiendo del miedo que le tenga uno a la arteriosclerosis) y se deja que el queso se derrita, y la tortilla se dore. El resultado es un alimento portatil (la tortilla queda suficientemente solida como para no doblarse) pero con relleno “cremosito” (el quedo queda fundido mucho tiempo).
Quesadillas con Huitlacoche

Quesadillas con Huitlacoche


Se puede comer a mordidas, pero los expertos, los niños, las abren y devoran el queso con las manos, para después comer o dejar la tortilla dependiendo de su apetito restante. Se le puede poner crema, queso o chile. También se le puede poner otras cosas además de solo queso, exponenciando el sabor y el contenido nutritivo.
Quesadillas con Pollo

Quesadillas con Pollo


Si tu hijo se pone peros para el desayuno, esto no falla.

Sin embargo, si de desayunos hablamos, yo soy de los chilaquiles.

Chilaquiles

Chilaquiles


Cortas las tortillas en triángulos (cual pizza), y bañas los pedazos con salsa (o mole, si te gusta desayunar pesado). Acompañas de pollo deshebrado, queso, crema, ajonjolí y rematas con un huevo frito hasta arriba.
Chilquiles 2

Chilquiles 2


Esos son desayunos y no pedazos. Posiblemente reduzca tu expectativa de vida, pero definitivamente aumenta la calidad de la misma.

Pero no todo es tortilla. Con el Maíz se hace un caldo o sopa, utilizando Maíz reventado (hagan de cuenta palomitas de maíz mojadas) y Carne de Cerdo. El Pozole.

Pozole 1

Pozole 1


Cual la bandera, hay de tres colores, Verde, Estilo Michoacán, Blanco, Estilo Guerrero (mi favorito) y Rojo, Estilo Jalisco.
Pozole 2

Pozole 2


Para comidas familiares no hay nada mejor. Se ve raro, pero tiene un sabor delicioso. Y si no comen cerdo, se puede hacer vegetariano, con el puro caldo.

Y si de caldo hablamos, tengo un viejo recuerdo que quiero compartir. Estando de puberto en Chiapas, con mi abuelo, me llevo, en un día de tremendo calor a un puesto ambulante junto a un mercado, a la sombra de un enorme árbol. En este puesto vendían, en jícaras (la cascara dura de un fruto exótico) pozol. El pozol es una bebida a base de agua, con sabor, y con granos de maíz, muy similares a los que se usan en el pozole. Sin embargo el pozol es frío, y muy refrescante. El placer culpable de mi abuelo. Ya que no lavaban las jícaras, sino solo las enjuagaban, de forma que al tomar el pozol uno tomaba las babas (o esa es la impresión que tuve) de todos los que habían tomado pozol antes, y era fácil imaginar que estábamos compartiendo las jícaras, y el pozol, con los habitantes mayas del periodo preclásico. Pero bueno, con tanto calor, ¿que son un poco de babas?

Excepto si te da cólera, claro.

Sin embargo, para las noches frías, lo que el doctor recomienda es el atole. Tomas masa de maíz, lo mezclas con leche, piloncillo (azúcar no refinada de la caña de azúcar) y un poco de sabor, chocolate, vainilla, lo que uno prefiera.

Es la misma bebida, servida por las mismas manos maternales, a los mismos niños, en las mismas noches frescas, que los mesoamericanos bebieron hace ya cientos de años. Una bebida con consistencia, con sabor, con calidez. Una bebida que te permite pasar una noche calientita, sin hambre, sin miedo. Soñando con una ciudad en medio del lago. La bebida mas maternal del mundo. Yo, por uno, vainilla de Papantla, y si no, chocolate.

Quiero mencionar, aunque no es lo que mas me gusta, el Pastel de Elote. Postres hechos a base de Maíz, que los hay, para los muy golosos.

Pay de Elote

Pay de Elote

Bueno, con eso termino la parte 2. No se pierdan la parte 3, donde hablo de un último platillo, y de hecho dejo de describir comida para presentar mi punto, el futuro del maíz.

Y vaya que me estoy tomando tiempo para hablar de mi punto.

Posted in Comida | Etiquetado: , , | 2 Comments »

Blog Action Day 2011: Comida I

Posted by El Corsario Negro en 2011-10-16

“Entonces los dioses se reunieron una vez más a fin de crear un nuevo ser hecho de carne y hueso, y dotado de inteligencia. Esta vez se sirvieron del maíz; modelaron su cuerpo con esta pasta blanca y amarilla y les introdujeron pedazos de madera para que sean más rígidos.
Rápidamente, los nuevos seres humanos hicieron prueba de inteligencia: comprendieron el mundo que los rodeaba. Estos seres se llamaban Balam Quitzé, Balam Acab, Ma Hucutah e Iqui Balam.”
Popol Vuh

Al inicio los dioses quisieron hacer hombres para que los alimentaran, los conocieran y los adoraran. Trataron de lodo (como el dios judeo-cristiano) pero estos se desmoronaron al secarse. Trataron con madera pero eran duros, inflexibles, y no conocían a los dioses (y les crecía la nariz al decir mentiras). Finalmente los hicieron de masa de maíz. Es una respuesta muy elegante, quizás la mejor que ha imaginado la humanidad, respecto a sus orígenes. Explica, de forma simple, nuestro color, nuestra textura, nuestros gustos y flexibilidad. Y explica por que requerimos, y gustamos, de comer maíz.

Diosa con Metate

Diosa con Metate

Uno de mis primeros recuerdos es perderme en un maizal, en la nopalera, durante una comida en casa de unos amigos de mis padres. Jugando me introduje corriendo dentro de la milpa, y de repente los tallos del maíz me rodeaban, sin dejarme ver mas de un par de metros. No sabía donde estaba, ni por que dirección estaba la casa de donde había salido. Por el poco cielo que podía ver entre las hojas y mazorcas no podía orientarme. Rodeado. Perdido. Solo. Pero rodeado de ese maíz, de su olor, su textura, su color, no me sentía asustado. Era como perderse en las cobijas de tu cama. Quizás no sabes donde estás, pero te sientes abrazado, protegido. En casa.

Milpa de Maíz

Milpa de Maíz

El Maíz, Zea mays de nombre científico, es un cereal milagroso. A diferencia de otros cereales su cultivo es muy simple y poco laborioso. La cosecha es sencilla. Su almacenamiento práctico. Su sabor y contenido nutricional excelente. Es el resultado del trabajo, durante miles de años, de centenas de generaciones que campesinos que lograron desarrollar una planta que no hubiera sido mejor si se hubiera construido con ingeniería genética.

Koeh Maiz

Koeh Maiz

Por que la civilización en América es el maíz. Sus ciudades, cultura, calendarios y pirámides se construyeron alimentados de maíz. Los campesinos lo cultivaban en milpas o chinampas, y después de desgranado y nixtamalizado (mas de eso en un rato) se le molía, no con grandes piedras de molino, sino utilizando los huesos de nuestra tierra, la piedra volcánica de nuestros volcanes, en metates, molinos manuales.

Metate Prehispanico

Metate Prehispanico

Muchos de los tesoros que hemos encontrado de nuestros antepasados son esos solidos e indestructibles metates. Esas piedras tan comunes y tan valiosas. Ese recuerdo de que seguimos siendo lo que somos. Seguimos moliendo maíz. Seguimos comiendo tortillas. Seguimos siendo, en el fondo, en la mas profunda esencia de nuestra carne, gente de hecha de maíz.

Un bellisimo Metate prehispánico adornado con una Calavera

Un bellisimo Metate prehispánico adornado con una Calavera

Incluso el día de hoy el metate sigue existiendo, sigue estando presente en nuestras cocinas. Bueno, eso ha sido así desde tiempos anteriores a esta era. El metate nos ha dado de comer desde entonces. El metate nos sigue dando de comer ahora.

Metate Actual

Metate Actual

El metate está en nuestra infancia, en nuestra carne, en nuestro color de maíz cocido. ¿Vieron la primer imagen de esta entrada? ¿Reconocieron que es? La la misma imagen que la foto de arriba. Es una mujer, una diosa (se ve por sus adornos de jade), la cual una un metate para hacer la harina de maíz, con su bebé en la espalda. Desde entonces hasta ahora. Desde los dioses en sus cielos hasta los campesinos en sus casas. Y es tan dentro de nosotros, que debo confesarlo, hay pocas cosas que me exciten tanto que una mujer morena, con los senos al aire, moliendo el maíz. Eso si que abre el apetito. Y Diego Rivera estaba de acuerdo conmigo. El muy cochino :D.

Metate Prehispanico por Diego Rivera

Metate Prehispanico por Diego Rivera

Cuando niño uno de mis paseos favoritos era subir al carro e ir a Xochimilco. Salía uno del Periférico  y daba vuelta sobre Prolongación División del Norte, dejando las luces de la ciudad atrás. Allí, al borde de la avenida, de ambos lados, solo se veían milpas de maíz. Una salvaje lejanía verde, de vientre amarillo, hasta donde se podía ver. Y cada kilometro, un pequeño puesto de madera, con sus anafres y ollas, vendiendo elotes a los paseantes. Elotes frescos, recién cosechados. Elotes eternos traídos del origen de nuestra civilización.

Milpa

Milpa

Pero ahora eso es solo un recuerdo. Hoy Prolongación División del Norte está rodeada de casas, edificios, restaurantes y escuelas. Hoy la gente no va a comer elotes allí, sino que quedan atrapados en un tráfico que no termina nunca. Las milpas están ahora bajo el concreto y el cemento. Las mazorcas se fueron. El maíz ya no está. Centéotl llora.

División del Norte

División del Norte

El Maíz fue diseñado, a través de miles de años y campesinos, para estar, en corto, envasado. A lo largo del tallo crecen los frutos de la planta rodeados de hojas verdes que lo cubren y lo protegen. Y dentro está la mazorca, una construcción sobre la cual están todos los granos, dispuestos en regulares hileras, suficientemente pegados al olote (la parte central que los une) que no se despegan por accidente, pero lo suficientemente sueltos como para desprenderse fácilmente con la técnica adecuada. O un buen cuchillo y un poco de habilidad. Mejor ni mandado a hacer.

Mazorcas

Mazorcas

Por que he ido a otros países y he visto que no saben lo que es el comer maíz. La forma mas simple es comerlo directamente en la mazorca, una vez hervida con sal y epazote, ya sea sazonado con limón y sal o con mayonesa y queso. Y chile, por supuesto. Y uno procede a comer el maíz como en caricatura, una hilera a la vez.

Elote con Mayonesa, Queso y Chile

Elote con Mayonesa, Queso y Chile

En lo personal prefiero algo mas “ardiente”. Poner el elote sobre brazas de carbón y dejar que se hace. Ver los granos chamuscarse y quemarse un poco. Ponerle limón y sal y devorarlo con la misma ansiedad que mis antepasados. Por que los habemos mas negros de la piel que otros, y queremos nuestro elotes mas quemados que los demás.

Elotes Asados

Elotes Asados

Sin embargo mi hija prefiere los granos ya separados y hervidos, en vaso, con mayonesa y queso. Esquites, les llamamos desde el tiempo que nombramos las montañas y las nubes. El caldo en el que se sirven, y que uno se toma al terminar los granos, es delicioso.

Esquites

Esquites

Los antiguos campesinos de estas tierras lograron vencer a las plagas y podredumbres que amenazaban el maíz. Lograron un cultivo adaptado y resistente. Es más, hay un hongo que ataca el maíz, hace a los granos hincharse y cambiar a un color púrpura oscuro. Se le llama Huitlacoche . Y se le considera una delicia. En el mejor espíritu mexica, no hay nada que nos detenga, hasta los “malo” se puede comer. Y lo que se come te hace mas fuerte.

Huitlacoche

Huitlacoche

Pero lo importante es que los campesinos idearon, a prueba y error, un método de preparar el maíz de forma que durara mucho tiempo, en el proceso enriqueciéndolo nutritivamente y quitándole algunos elementos no deseados. De niño a todos nosotros nos decían que debíamos comer nuestras tortillas para tener calcio. Y eso es gracias al proceso de la nixtamalización. Es gracias a ese proceso que el grano se conserva y que los niños desarrollan huesos fuertes, evitando problemas nutricionales como la Pelagra. Y los olotes, hojas  y  tallos se utilizan como forraje, como material de construcción, como composta. Nada se pierde, nada se desperdicia.

Diego Rivera Niño con Tallos de Maiz

Diego Rivera: Niño con Tallos de Maiz

Por cierto, entre las formas “simples” de comer maíz hay una que es especial para mi. Ustedes sabrán, yo soy muy aficionado al cine. Me encanta ver películas. Y que sería del cine sin los granos de maíz palomero (una variedad especial de maíz con cascara dura) el cual se somete a suficiente temperatura para hacer que el agua en su interior explote en una explosión de blancura y sabor. Cotufas, popcorn, palomitas. No puedo enumerar el número de películas que he disfrutado mientras las como, una a una, o a montones. Ahora se preparan en casa con bolsas de microondas, pero recomiendo que al menos una vez las preparen al estilo antiguo, en olla, para que sientan la fuerza del maíz reventando en la olla, bajo el fuego, con el poder de los dioses.

Palomitas de Maíz

Palomitas de Maíz

Sin embargo, esas no son las formas mas comunes de comer maíz en México. México, y los mexicanos, realmente comemos tortillas.

Tortillas

Tortillas

Se toma la harina del maíz y se mezcla con agua. Y ya. Nada mas y nada menos, la perfección, como decía Aristóteles. Se hacen pequeñas bolitas y luego se aplastan en pequeñas prensas manuales que dejan un disco delgado de 15 cm de diámetro, por lo general. Todos los niños en México han tenido una prensa en sus manos alguna vez, y han procedido, como sus antepasados y los antepasados de sus antepasados, a hacer tortillas, jugando. Tortillas a veces de masa, a veces de lodo, a veces de plastilina. Pero tortillas al fin.

Prensa Tortillas

Prensa Tortillas

Ya una vez hecho el disco se coloca directamente en un comal caliente. La masa se coce, y la tortilla nace. Antes los comales eran discos amplios de barro puesto sobre el fuego de la madera. Hoy en día son de metal, sobre hornillas de gas. Misma idea, mismas tortillas.

Comal tortillas

Comal tortillas

Mientras está caliente es flexible y resistente, capaz de volverse un tubo contenedor, un plato, o doblarse sobre si misma. Puede tostarse para volverse tostadas. Puede cargar alimentos, mientras los protege. Puede servir de cuchara o tenedor. Eso si, servir las tortillas frías es un insulto. Es causa de divorcios y adulterios. Es la peor deshonra de un cocinero. Las tortillas son calientitas, como la carne de nuestro primer amor, de nuestro primer abrazo, de nuestro primer beso. Por que eso es comer tortillas, es besar al cálido maíz. Se pueden guardar refrigeradas, pero al salir a saludarnos hay que calentarlas de nuevo, cual una antigua novia que nos visita después de muchos años.

Tortillas en Comal
Tortillas en Comal

Eso si, un tip. La tortilla tiene dos lados. De un lado es solida, y del otro lado tiene una delicada y delgada “piel”, suave y deliciosa, la cual se puede quitar (de niño me gustaba mucho quitarla y comerla, dejando el resto “áspero” de la tortilla). Cuando se utiliza la tortilla la piel va hacia adentro. Y ya entrado en detalles, los tacos se sostienen en tres dedos, con el menique parado, cual si estuviésemos tomando el té con la Reina de Inglaterra. Puro estilo. De hecho, el como agarrar los tacos era parte del plan de estudios de los Telpochcalli.

Tortillas

Tortillas

Esa forma de hacer tortillas, conocida coloquialmente como “a mano” da como fruto tortillas amplias, deliciosas, carnosas, sensuales. Por ejemplo esas magnificas tortillas de maíz azul. Se me hace agua la boca.

Tortillas Azules

Tortillas Azules

Esas son tortillas hechas “a mano”. Y así dicen las amas de casa para presumir que sus tortillas son superiores, o los restaurantes en sus anuncios, para atraer mas clientes. Y ponen a sus comales a la vista, para que la gente vea que efectivamente la promesa se cumple. Porque tortillas así solo se pueden hacer a mano, y solo por las manos expertas de mujeres que las han hecho desde hace miles de años, madres, en todo sentido de la palabra, de nuestra nación.

Haciendo Tortillas

Haciendo Tortillas

Sin embargo ahora las tortillas normalmente no se hacen a mano. Ahora han maquinas las cuales hacen las miles y millones de tortillas que comemos todos los días. Y quizás esas tortillas no son tan buenas, pero siguen siendo tortillas, y siguen siendo muy buenas para comer. Cientos de pequeños locales, en barrios ricos y pobres. A lo largo de las calles y en las esquinas. Tortillerias.

Tortillería

Tortillería

Pero, aunque es posible (y casi todos los niños al ver el paquete de tortillas comprado en la tortillería piden una “solo con sal”) casi nunca se comen las tortillas solas. Hay muchas formas de comerlas. Muchas variedades dependiendo de la familia, del barrio, de la ciudad, de las costumbres, fiestas, estados. Las mas famosa, el taco.

Tacos

Tacos

El principio es simple. Se pone la comida dentro de la tortilla, a forma de recipiente, y se mete el taco en la boca. Masque y repita. La comida va desde lo mas simple, guisados de carne o arroz, hasta lo mas exótico, chapulines, chicharrón o huevo cocido. En otros lares que he visitado, tras unos días, la ausencia de tacos para comer me ha hecho extrañarlos sobremanera. Y eso que, en el fondo, no me gustan tanto los tacos y las tortillas. Pero estoy tan acostumbrado, que si no los tengo siento que algo me falta.

Bueno. Es tarde y ya tengo que dormir, así que mañana sigo, con la parte final de esta entrada.

Posted in Comida | Etiquetado: , , | 2 Comments »

Fotografía: Microcosmos

Posted by El Corsario Negro en 2011-10-04

Microcosmos

Microcosmos,
orginalmente cargado por Corsario_Mexico.

Microcosmos de flores en un espacio mínimo de la ciudad

Posted in Fotografía | Etiquetado: , , | Leave a Comment »

30 Libros: Día 30: El Arte de la Guerra, Tzu-Sun

Posted by El Corsario Negro en 2011-09-14

“Los que no son totalmente conscientes de la desventaja de servirse de las armas no pueden ser totalmente conscientes de las ventajas de utilizarlas.”
El Arte de la Guerra, Tzu-Sun

A través del weblog Teoría del Caos, de René López, me entero del esfuerzo de Mauricio Montenegro de escribir la recomendación de 30 libros en un mismo número de días, con una condición muy especial en cada uno de ellos, lo cual está haciendo en su weblog 30 Libros.

A mi nadie me invitó, pero tratándose de libros, me invito yo solo. Empecemos.

30. Uno que pueda salvar vidas.

Debo confesar, ahora que termino este reto de 30 libros, que hice una lista para saber que libro le tocaba en que día. Y para cerrar, para el libro 30, estaba apuntado: “¿En que creen los que no creen?”, de Umberto Eco y Carlo María Martini. No me malentiendan, es un excelente libro. Pero hace un par de días hice lo que pensé no haría.

Cambié la lista.

Por que hay un libro de esos que son eternos. Uno de los primeros libros realizados por la humanidad, y que tiene la misma validez que el día que fue escrito, lo cual es mucho decir para un libro de mas de 2,500 años de antigüedad. Un libro que habla de lo peor que podemos hacer los humanos. La guerra.

El Arte de la Guerra

Pero también es un libro que nos dice lo malo que trae. Lo rápida que debe ser. Que la mejor guerra es la que se gana sin pelear. Es un libro que pide a los generales tratar a sus soldados como sus hijos. Que recomienda asimilar en vez de destruir. Evitar en vez de perder.

Es un libro que trasciende, y que puede aplicarse no solo a conflictos bélicos sino a cualquier conflicto humano, desde política internacional hasta un salón de clases o casa particular.

Un libro que puede salvar vidas.

Y así termino con este reto. Estas 30 entradas son ahora el mayor conjunto de entradas que he hecho, 10% del total al día de hoy. Y es bueno, ya que me gustan los libros. Mucho. Y este fin me toca feria del libro. Nos vemos allá. O en cualquier biblioteca o librería, que en espiritu, estoy allí.

PS. Como siempre la ventaja de que sea viejo es que es de dominio público.

Posted in 30Libros, Libro | Etiquetado: , , , , | 2 Comments »

30 Libros: Día 29: Mitología General, Felix Guirand

Posted by El Corsario Negro en 2011-09-13

“Propiedad del R. Lauro Sol”
– Ex-Libris en el libro Mitología General de Felix Guirand

A través del weblog Teoría del Caos, de René López, me entero del esfuerzo de Mauricio Montenegro de escribir la recomendación de 30 libros en un mismo número de días, con una condición muy especial en cada uno de ellos, lo cual está haciendo en su weblog 30 Libros.

A mi nadie me invitó, pero tratándose de libros, me invito yo solo. Empecemos.

29 Uno que se haya robado.

He prestado, sin obtener de regreso, decenas de libros. Y me consuelo pensando que son como botellas de naufrago, mensajes destinados a costas lejanas, a lugares hermosos, a nuevos lectores. Y me han robado un par de ellos. Y no guardo rencor, ya que en esos casos creo que el fin justificó el medio. Eran buenos libros. Lástima que nunca conseguí mi libro de “Piratas del Caribe” otra vez. Y una vez un primo mio se vio listo y me quitó de las manos un libro de la guerra nuclear que nos estaba “heredando” mi prima. El muy gañán. Como dije, se vio listo.

Por otro lado creo que no he robado libros. Nunca. A nadie.

Excepto uno.

Mitología General

Mi abuelo era Pastor. Pastor de hombres. Pastor protestante. Pero no era un fanático extrovertido que salía a la calle a gritar sin ton ni son, a vender “el atalaya” o a asustar a la gente con el fin del mundo. Tampoco hacia ridiculeces en el púlpito o curaciones “milagrosas”. Era severo y formal, un verdadero padre para su congregación. Un hombre de valor y convicciones.

Y sabia de lo que hablaba.

Yo empezaba con mi adolescencia. Empezaba a ver un poco mas allá de mis narices. Empezaba a creer que entendía mas de lo que se me había enseñado. Y como todo adolescente empecé a buscar pelea.

Y mi abuelo era un rival.

Y era un rival de peso. No solo sabía, sino que tenía la experiencia de décadas de misionero. Educación teológica formal. Y, la mayor de mis ventajas, realmente me amaba. No solo como miembro de su congregación, de la cual estoy seguro amaba a cada hombre, mujer y niño, sino también como su nieto.

Y yo no le correspondí bien.

El ya era mayor. Estaba enfermo. Y yo creía que si le ganaba un argumento estaba ganando algo. Y no era así. Y después de que murió me di cuenta de lo tonto que fui al tratar de pelear, y vencer, a alguien que no lo merecía. A alguien que veía una conversión al protestantismo no como una victoria individual, sino como un acto de salvación, un acto de amor. Un acto divino.

Me quedé con un libro que me prestó. Un libro grande y pesado y formal de mitología. Por que él sabía de mitología. Nunca lo regresé a mi abuela. Nunca mencioné que lo tenía. Nunca lo quise devolver.

Es un pequeño pedazo de mi abuelo que robé, pese a que estoy seguro el me lo hubiese regalado.

Pero el libro me lo sigue diciendo en la primera hoja, en forma de un sello, para que jamás me olvide que no soy su verdadero dueño: “Propiedad del R. Lauro Sol”.

Y así me avergüenzo no solo de haberlo robado, sino de haber peleado con mi abuelo, alguna vez, siendo que el no lo merecía. Una de las muy contadas cosas que lamento haber hecho en mi vida.

Posted in 30Libros, Libro | Etiquetado: , , , , , | 2 Comments »

30 Libros: Día 28: Narraciones Extraordinarias, Edgar Alan Poe

Posted by El Corsario Negro en 2011-09-12

“Pero no pude abrirla, y en mi temblor se me deslizó de la mano, y cayó pesadamente, y se hizo añicos; y de entre ellos, entrechocándose, rodaron algunos instrumentos de cirugía dental, mezclados con treinta y dos objetos pequeños, blancos, marfilinos, que se desparramaron por el piso.”
Narraciones Extraordinarias, Edgar Alan Poe

A través del weblog Teoría del Caos, de René López, me entero del esfuerzo de Mauricio Montenegro de escribir la recomendación de 30 libros en un mismo número de días, con una condición muy especial en cada uno de ellos, lo cual está haciendo en su weblog 30 Libros.

A mi nadie me invitó, pero tratándose de libros, me invito yo solo. Empecemos.

28. Uno que lo haya asustado.

Nunca he tenido estomago para el picante y para los cuentos de miedo. Los pocos que he leído o visto en cine han sido por error. Por descuido. Por estar en un maratón de cine.

Había leído “El escarabajo de oro”, un muy interesante cuento de misterio y descubrimiento sobre tesoros piratas y escarabajos dorados, y al tener cerca otro libro del autor, me dispuse a leerlo.

Mi padre me advirtió. Me dijo que Poe era el mejor escritor gringo, pero “estaba loco y era alcohólico, digno de ellos”. Mas interesado que asustado, me lancé a leerlo durante una noche tranquila.

No pude dormir durante un par de días.

Narraciones Extraordinarias

Pues en ese libro de apariencia aburrida se encontraban miedos que nunca había conocido. Aprendí un nuevo significado de la palabra “emparedado”, que también involucraba carnes frías, de una forma que jamás hubiera imaginado. Aprendí por que la gente temía a los gatos negros. Y tuve horribles pesadillas que involucraban hermosas niñas las cuales me amaban, y sus blancos dientes, ensangrentados.

El horror como nunca he vuelto a sentir de leer palabras.

Les dejo una muestra, a leer bajo su propio riesgo: Berenice.

PS. Para sumar lo extraño, desde ese día me agradó mucho el nombre Berenice. Pero nunca se lo pondría a una hija mía.

Posted in 30Libros, Libro | Etiquetado: , , , , , | 2 Comments »

30 Libros: Día 27: Padre Rico, Padre Pobre, Sharon Lechter y Robert Kiyosaki

Posted by El Corsario Negro en 2011-09-11

“Mientras crecía, tuve dos padres: uno era un profesor muy bien formado, con un PhD (Padre pobre); y, el otro, nunca finalizó el octavo grado (Padre rico). Ambos tenían visiones enfrentadas sobre el dinero. Uno decía: “No puedo pagarlo”, mientras el otro preguntaba: “¿Cómo puedo pagarlo?”
Padre Rico, Padre Pobre, Sharon Lechter y Robert Kiyosaki

A través del weblog Teoría del Caos, de René López, me entero del esfuerzo de Mauricio Montenegro de escribir la recomendación de 30 libros en un mismo número de días, con una condición muy especial en cada uno de ellos, lo cual está haciendo en su weblog 30 Libros.

A mi nadie me invitó, pero tratandose de libros, me invito yo solo. Empecemos.

27. Un libro que le regalaron y no le gustó.

Mi madre sabe que si algún libro he necesitado en mi vida, es este.

Yo, en lo personal, culpo a mi formación religiosa. Siempre me dijeron que la usura era pecado, que “era mas fácil que un camello entrara en el ojo de una aguja a que un rico entrara en el reino de los cielos”. Y dado que el dinero era malo, siempre procure deshacerme de él tan rápido como fuera posible.

Y hay que enfrentarlo, es mala época para salir de pobre (o evitar volverse uno). Prácticamente toda mi vida ha sido una serie de crisis económicas y devaluaciones, sin falta. La única vez que hubo “crecimiento” fue durante la época de Salinas. El chupa-cabras, el innombrable, el padre del “error de diciembre”. Nuff’ said.

¿Qué fácil es justificarse, dar excusas, verdad?

Padre Rico Padre Pobre

Padre Rico Padre Pobre

Como mencioné adoro los libros, de forma que encontrar libros que no me gustaran fue una labor interesante. Este lo cumplió. Si tan solo fuera tan fácil salir de pobre.

El título debería ser: “Haga un libro que le diga a los pobres que es muy fácil hacerse rico y hagase rico en el proceso”. Se me hace inmoral robar a los pobres. Y cobrarles por libros “mágicos” también. Hay un ejemplo en “El Conde Lucanor” que habla de eso.

Pero bueno, le agradezco la intensión a mamá. Quizás deba comprarle algo. 😀

Posted in 30Libros, Libro | Etiquetado: , , , , , | 1 Comment »

30 Libros: Día 26: Africa Korps, Erwan Bergot

Posted by El Corsario Negro en 2011-09-10

“Los botones ya no tenían brillo. Los uniformes estaban sucios. Los tanques tenían arena. El Africa Korps estaba listo para pelear.”
Africa Korps, Erwan Bergot

A través del weblog Teoría del Caos, de René López, me entero del esfuerzo de Mauricio Montenegro de escribir la recomendación de 30 libros en un mismo número de días, con una condición muy especial en cada uno de ellos, lo cual está haciendo en su weblog 30 Libros.

A mi nadie me invitó, pero tratándose de libros, me invito yo solo. Empecemos.

26. Uno que asocie con la música que le gusta.

Hay veces que todo el universo conspira para poner el libro correcto en el lugar correcto para el lector correcto. O en mi caso, el libro equivocado para el lector equivocado en el mejor momento posible, mientras oía una vieja canción que amalgamaba, cual un cemento que unía 70 años de historia y los cinco continentes en la sala de mi casa.

Desde niño me gustaba jugar con soldaditos, ya no de plomo – que es venenoso – sino de plástico – que solo es venenoso al planeta -. Y no hablo de parar una veintena de infanterías para agarrarlas a canicazos, sino de utilizar un libro de la primera guerra mundial para simular, a escala, claro, escenarios diferentes del desembarco de Gallipoli con un par de cientos de soldados con sus regimientos representados en colores vivos, en sus cascos.

Las medallas también eran a base de pintura vinci.

Mi padre, después de sus frecuentes viajes, me traía nuevas compañías de soldados y, a veces, si tenía mucha suerte, un tanque. Tanques hermosos, a escala, de metal y bellamente pintados, con orugas de plástico flexible que se movían y permitían que superaran cualquier obstáculo en mi cama, mi cuarto, mi sala o el patio. Se que eran tanques de colección y que debía haberlos cuidado en vez de jugar con ellos hasta que los destruí, pero me queda el consuelo que los disfruté mas de lo que cualquier coleccionista pudo hacerlo.

Que puedo decir, me encantaba la estrategia militar.

Y de repente, cuando empecé a leer libros “sin dibujitos”, me sentí muy atraído por uno, de color ocre, que tenia varios tanques como los mios fotografiados sobre un tablero de ajedrez. ¿Cómo no lo iba a leer?

Africa Korps

Africa Korps

El libro hablaba sobre el cuerpo expedicionario nazi enviado a África a ayudar a sus aliados fascistas italianos, que estaban recibiendo una dosis extra de paliza por los ingleses, con cereza hasta arriba incluida. Narraba como a su mando estaba un joven oficial que había demostrado mucha capacidad en el uso de unidades motorizadas en la ofensiva que derrotó a Francia antes que los aliados pudiesen decir “¡Mon Dieu!”, y que fue despachado a las costas de Cirenaica con unas cuantas tropas y un ejercito que solo estaba en papel.

Y como hizo la unidad Paperpanzer (Tanques de papel) y los utilizó para detener la ofensiva Inglesa. Su nombre pasaría a ser leyenda. El Mariscal Erwin Rommel, el zorro del desierto.

En este libro le echaban porras al malo de la película. Este libro narraba, con admiración, las estrategias, ingenuidad y valor de una parte del ejercito de uno de los peores regímenes conocido por la humanidad: El tercer reich, la alemania nazi.

Y en este libro uno solo puede admirar la genialidad de Rommel, el valor de sus tropas, la tenacidad de sus equipos de guerra. ¿Pueden pensar en un peor libro para darle a un niño que le gusta la estrategia militar? Es un milagro que no me dejo el bigote de Hitler.

Sin embargo el que alguien sea el malo de la película no le quita méritos respecto a su desempeño. y el Africa Korps tuvo muchos méritos.

Y una tarde estaba leyendo una parte muy sentimental, donde mencionaban que la canción favorita del Africa Korps era una vieja canción hecha por un veterano alemán de la primera guerra mundial en los 20’s y recuperada por interpretes de los 30’s como Edith Piaf y Marlene Dietrich. Y como, pese a estar prohibido y castigado, era también la canción favorita de las tropas inglesas, hindúes, australianas y neozelandesas que los enfrentaban a solo 500 metros de distancia. Una vieja y triste canción sobre amores perdidos llamada “Lili Marleen”.

Y entonces presté mas atención a la canción que escuchaba en el radio, en mi querida “La Pantera”, una estación dedicada al movimiento del rock en español, donde el grupo español “Olé Olé” cantaba una canción a ritmo de pop cuya letra, de repente, se me hacia muy conocida, como si la hubiese oído, y cantado, en otro lugar, con otra voz, en otra vida, en un desierto lejano.

Y por un momento todo se unió. 70 años de historia, todos los continentes de la tierra, soldados buenos y malos enfrentados entre dunas eternas, musica rock moderna y canciones tristes pasadas, tanques de juguete y Panzers alemanes, el zorro del desierto y un niño en su sala, dándose cuenta, con un libro en las manos, que todos eran uno. Que todos estaban unidos, si tan solo por un momento. Conexiones en farolas en la noche, afuera de un cuartel.

PS. Y aunque me sigue gustando la estrategia militar, gracias a “El Arte de la Guerra” de Sun Tzu comprendí la única forma en que deben ser las guerras: De mentiras, con soldaditos de plástico y con tanques a escala con orugas de hule, en la sala de algún niño, que canta con voz baja:

Esta luna en ruinas sabe que pasó
Mira mi uniforme, mi honor me lo cosió
Fui un mal soldado, me rendí
Pero al final he vuelto a ti
Por ti, Lili Marlen
Por ti, Lili Marlen

Posted in 30Libros, Libro | Etiquetado: , , , | 2 Comments »