La Calavera

La Vida, el Universo, y todas las cosas

  • No mas Sangre

    No mas Sangre

  • Categorías

  • Archivo

  • Mas leídos

  • RSS Recomendado

    • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Banners

    WordPress

    Get Firefox

    Get Thunderbird

    Ubuntu - Linux for Human Beings

    Fotograf�as del Corsario Negro en Flickr

    The Hitchhickers Guide to the Galaxy

    Dilbert

Archive for the ‘Libro’ Category

Libro: Mi Libro Favorito de 2014 – Guerra Mundial Z: Una Historia Oral de la Guerra Zombie

Posted by El Corsario Negro en 2015-01-03

“For the first time in history, we faced an enemy that was actively waging total war. They had no limits of endurance. They would never negotiate, never surrender. They would fight until the very end because, unlike us, every single one of them, every second of every day, was devoted to consuming all life on Earth. That’s the kind of enemy we had waiting for us beyond the Rockies. That’s the kind of war we had to fight.”
– World War Z: An Oral History of the Zombie War: Max Brooks

Book Cover

World War Z: An Oral History of the Zombie War Book Cover

Primero una advertencia. El libro y la película no tienen nada que ver, excepto el título. El record anterior era de “Yo, Robot” donde era el título y el nombre de dos personajes. En este caso es solo el nombre, y nada mas.

No se exactamente por qué pero mi hermano y yo crecimos con una base, con una sombra, de survivalismo. Siempre saber donde estaban las salidas. Donde los extintores. Donde había comida. Hacia donde correr. Donde esconderse.

Olvidenlo. Si se por que.

Fue una infancia extraña. Siempre pensábamos en cosas extrañas. Como ir a las Grutas de Cacahuamilpa o al Metro Linea 7 y detenernos a evaluar las posibilidades de sobrevivir en los túneles. Nuestra idea de comer todo lo que pudiéramos en caso de que pasara demasiado tiempo antes de nuestra siguiente comida. El aprender a utilizar armas. A fabricas cosas. A no encariñarnos mucho con lo que teníamos alrededor.
Al día de hoy hay elementos de esa forma de pensar en nuestras mentes y en nuestros actos.
Los dos sabemos que el riesgo siempre vive, solo esperando el momento de agarrarte descuidado.

Es maravilloso encontrarte con un libro nuevo. Uno que nunca habías leído, de un autor desconocido, y encontrar en el uno de los mejores libros de tu vida. Un libro devastador. Completo. Real. Un libro que denuncia todos nuestros pecados. Todas nuestras omisiones. Tráfico de órganos. Trafico de personas. Medios de comunicación idiotizandonos con reality-shows. Políticos idiotas y corruptos. Apatía de los ciudadanos. Incapacidad de planear a futuro. De tomar las decisiones difíciles y necesarias.

Un libro que le dice a la humanidad que está siendo descuidada. Está confiada.

Un libro que nos dice, a todos, que nos van a agarrar descuidados.

Un libro que TODOS, en preparatoria, deberían leer. Un libro para tener en la cabecera de la cama, susurrándonos todas las noches que debemos estar preparados. Que no debemos descuidarnos.

Por que el riesgo vive. En la falta de agua. En la oligarquía desenfrenada. En el ébola. En el calentamiento global. En Apophis y los asteroides cercanos a la tierra.

Y nosotros no hacemos nada. No nos preparamos. Ignoramos las advertencias. Las señales del fin del mundo. La temperatura sube lentamente, y la rana no salta.

Para este año debo leer dos libros: El Manual de Supervivencia Zombie y The Knowledge:
How to Rebuild Our World from Scratch
.

Y estar listo. Creo que debo mejorar mi condición física. Regla 1: Cardio. Los gorditos son los primeros en irse.

Completamente recomendado: Este libro puede salvar no solo tu vida, sino la raza humana.

World War Z: An Oral History of the Zombie War, de Max Brooks

PS: Un video con la opinión del autor sobre la película.

Posted in Libro | Etiquetado: , , , | Leave a Comment »

30 Libros: Día 30: El Arte de la Guerra, Tzu-Sun

Posted by El Corsario Negro en 2011-09-14

“Los que no son totalmente conscientes de la desventaja de servirse de las armas no pueden ser totalmente conscientes de las ventajas de utilizarlas.”
El Arte de la Guerra, Tzu-Sun

A través del weblog Teoría del Caos, de René López, me entero del esfuerzo de Mauricio Montenegro de escribir la recomendación de 30 libros en un mismo número de días, con una condición muy especial en cada uno de ellos, lo cual está haciendo en su weblog 30 Libros.

A mi nadie me invitó, pero tratándose de libros, me invito yo solo. Empecemos.

30. Uno que pueda salvar vidas.

Debo confesar, ahora que termino este reto de 30 libros, que hice una lista para saber que libro le tocaba en que día. Y para cerrar, para el libro 30, estaba apuntado: “¿En que creen los que no creen?”, de Umberto Eco y Carlo María Martini. No me malentiendan, es un excelente libro. Pero hace un par de días hice lo que pensé no haría.

Cambié la lista.

Por que hay un libro de esos que son eternos. Uno de los primeros libros realizados por la humanidad, y que tiene la misma validez que el día que fue escrito, lo cual es mucho decir para un libro de mas de 2,500 años de antigüedad. Un libro que habla de lo peor que podemos hacer los humanos. La guerra.

El Arte de la Guerra

Pero también es un libro que nos dice lo malo que trae. Lo rápida que debe ser. Que la mejor guerra es la que se gana sin pelear. Es un libro que pide a los generales tratar a sus soldados como sus hijos. Que recomienda asimilar en vez de destruir. Evitar en vez de perder.

Es un libro que trasciende, y que puede aplicarse no solo a conflictos bélicos sino a cualquier conflicto humano, desde política internacional hasta un salón de clases o casa particular.

Un libro que puede salvar vidas.

Y así termino con este reto. Estas 30 entradas son ahora el mayor conjunto de entradas que he hecho, 10% del total al día de hoy. Y es bueno, ya que me gustan los libros. Mucho. Y este fin me toca feria del libro. Nos vemos allá. O en cualquier biblioteca o librería, que en espiritu, estoy allí.

PS. Como siempre la ventaja de que sea viejo es que es de dominio público.

Posted in 30Libros, Libro | Etiquetado: , , , , | 2 Comments »

30 Libros: Día 29: Mitología General, Felix Guirand

Posted by El Corsario Negro en 2011-09-13

“Propiedad del R. Lauro Sol”
– Ex-Libris en el libro Mitología General de Felix Guirand

A través del weblog Teoría del Caos, de René López, me entero del esfuerzo de Mauricio Montenegro de escribir la recomendación de 30 libros en un mismo número de días, con una condición muy especial en cada uno de ellos, lo cual está haciendo en su weblog 30 Libros.

A mi nadie me invitó, pero tratándose de libros, me invito yo solo. Empecemos.

29 Uno que se haya robado.

He prestado, sin obtener de regreso, decenas de libros. Y me consuelo pensando que son como botellas de naufrago, mensajes destinados a costas lejanas, a lugares hermosos, a nuevos lectores. Y me han robado un par de ellos. Y no guardo rencor, ya que en esos casos creo que el fin justificó el medio. Eran buenos libros. Lástima que nunca conseguí mi libro de “Piratas del Caribe” otra vez. Y una vez un primo mio se vio listo y me quitó de las manos un libro de la guerra nuclear que nos estaba “heredando” mi prima. El muy gañán. Como dije, se vio listo.

Por otro lado creo que no he robado libros. Nunca. A nadie.

Excepto uno.

Mitología General

Mi abuelo era Pastor. Pastor de hombres. Pastor protestante. Pero no era un fanático extrovertido que salía a la calle a gritar sin ton ni son, a vender “el atalaya” o a asustar a la gente con el fin del mundo. Tampoco hacia ridiculeces en el púlpito o curaciones “milagrosas”. Era severo y formal, un verdadero padre para su congregación. Un hombre de valor y convicciones.

Y sabia de lo que hablaba.

Yo empezaba con mi adolescencia. Empezaba a ver un poco mas allá de mis narices. Empezaba a creer que entendía mas de lo que se me había enseñado. Y como todo adolescente empecé a buscar pelea.

Y mi abuelo era un rival.

Y era un rival de peso. No solo sabía, sino que tenía la experiencia de décadas de misionero. Educación teológica formal. Y, la mayor de mis ventajas, realmente me amaba. No solo como miembro de su congregación, de la cual estoy seguro amaba a cada hombre, mujer y niño, sino también como su nieto.

Y yo no le correspondí bien.

El ya era mayor. Estaba enfermo. Y yo creía que si le ganaba un argumento estaba ganando algo. Y no era así. Y después de que murió me di cuenta de lo tonto que fui al tratar de pelear, y vencer, a alguien que no lo merecía. A alguien que veía una conversión al protestantismo no como una victoria individual, sino como un acto de salvación, un acto de amor. Un acto divino.

Me quedé con un libro que me prestó. Un libro grande y pesado y formal de mitología. Por que él sabía de mitología. Nunca lo regresé a mi abuela. Nunca mencioné que lo tenía. Nunca lo quise devolver.

Es un pequeño pedazo de mi abuelo que robé, pese a que estoy seguro el me lo hubiese regalado.

Pero el libro me lo sigue diciendo en la primera hoja, en forma de un sello, para que jamás me olvide que no soy su verdadero dueño: “Propiedad del R. Lauro Sol”.

Y así me avergüenzo no solo de haberlo robado, sino de haber peleado con mi abuelo, alguna vez, siendo que el no lo merecía. Una de las muy contadas cosas que lamento haber hecho en mi vida.

Posted in 30Libros, Libro | Etiquetado: , , , , , | 2 Comments »

30 Libros: Día 28: Narraciones Extraordinarias, Edgar Alan Poe

Posted by El Corsario Negro en 2011-09-12

“Pero no pude abrirla, y en mi temblor se me deslizó de la mano, y cayó pesadamente, y se hizo añicos; y de entre ellos, entrechocándose, rodaron algunos instrumentos de cirugía dental, mezclados con treinta y dos objetos pequeños, blancos, marfilinos, que se desparramaron por el piso.”
Narraciones Extraordinarias, Edgar Alan Poe

A través del weblog Teoría del Caos, de René López, me entero del esfuerzo de Mauricio Montenegro de escribir la recomendación de 30 libros en un mismo número de días, con una condición muy especial en cada uno de ellos, lo cual está haciendo en su weblog 30 Libros.

A mi nadie me invitó, pero tratándose de libros, me invito yo solo. Empecemos.

28. Uno que lo haya asustado.

Nunca he tenido estomago para el picante y para los cuentos de miedo. Los pocos que he leído o visto en cine han sido por error. Por descuido. Por estar en un maratón de cine.

Había leído “El escarabajo de oro”, un muy interesante cuento de misterio y descubrimiento sobre tesoros piratas y escarabajos dorados, y al tener cerca otro libro del autor, me dispuse a leerlo.

Mi padre me advirtió. Me dijo que Poe era el mejor escritor gringo, pero “estaba loco y era alcohólico, digno de ellos”. Mas interesado que asustado, me lancé a leerlo durante una noche tranquila.

No pude dormir durante un par de días.

Narraciones Extraordinarias

Pues en ese libro de apariencia aburrida se encontraban miedos que nunca había conocido. Aprendí un nuevo significado de la palabra “emparedado”, que también involucraba carnes frías, de una forma que jamás hubiera imaginado. Aprendí por que la gente temía a los gatos negros. Y tuve horribles pesadillas que involucraban hermosas niñas las cuales me amaban, y sus blancos dientes, ensangrentados.

El horror como nunca he vuelto a sentir de leer palabras.

Les dejo una muestra, a leer bajo su propio riesgo: Berenice.

PS. Para sumar lo extraño, desde ese día me agradó mucho el nombre Berenice. Pero nunca se lo pondría a una hija mía.

Posted in 30Libros, Libro | Etiquetado: , , , , , | 2 Comments »

30 Libros: Día 27: Padre Rico, Padre Pobre, Sharon Lechter y Robert Kiyosaki

Posted by El Corsario Negro en 2011-09-11

“Mientras crecía, tuve dos padres: uno era un profesor muy bien formado, con un PhD (Padre pobre); y, el otro, nunca finalizó el octavo grado (Padre rico). Ambos tenían visiones enfrentadas sobre el dinero. Uno decía: “No puedo pagarlo”, mientras el otro preguntaba: “¿Cómo puedo pagarlo?”
Padre Rico, Padre Pobre, Sharon Lechter y Robert Kiyosaki

A través del weblog Teoría del Caos, de René López, me entero del esfuerzo de Mauricio Montenegro de escribir la recomendación de 30 libros en un mismo número de días, con una condición muy especial en cada uno de ellos, lo cual está haciendo en su weblog 30 Libros.

A mi nadie me invitó, pero tratandose de libros, me invito yo solo. Empecemos.

27. Un libro que le regalaron y no le gustó.

Mi madre sabe que si algún libro he necesitado en mi vida, es este.

Yo, en lo personal, culpo a mi formación religiosa. Siempre me dijeron que la usura era pecado, que “era mas fácil que un camello entrara en el ojo de una aguja a que un rico entrara en el reino de los cielos”. Y dado que el dinero era malo, siempre procure deshacerme de él tan rápido como fuera posible.

Y hay que enfrentarlo, es mala época para salir de pobre (o evitar volverse uno). Prácticamente toda mi vida ha sido una serie de crisis económicas y devaluaciones, sin falta. La única vez que hubo “crecimiento” fue durante la época de Salinas. El chupa-cabras, el innombrable, el padre del “error de diciembre”. Nuff’ said.

¿Qué fácil es justificarse, dar excusas, verdad?

Padre Rico Padre Pobre

Padre Rico Padre Pobre

Como mencioné adoro los libros, de forma que encontrar libros que no me gustaran fue una labor interesante. Este lo cumplió. Si tan solo fuera tan fácil salir de pobre.

El título debería ser: “Haga un libro que le diga a los pobres que es muy fácil hacerse rico y hagase rico en el proceso”. Se me hace inmoral robar a los pobres. Y cobrarles por libros “mágicos” también. Hay un ejemplo en “El Conde Lucanor” que habla de eso.

Pero bueno, le agradezco la intensión a mamá. Quizás deba comprarle algo. 😀

Posted in 30Libros, Libro | Etiquetado: , , , , , | 1 Comment »

30 Libros: Día 26: Africa Korps, Erwan Bergot

Posted by El Corsario Negro en 2011-09-10

“Los botones ya no tenían brillo. Los uniformes estaban sucios. Los tanques tenían arena. El Africa Korps estaba listo para pelear.”
Africa Korps, Erwan Bergot

A través del weblog Teoría del Caos, de René López, me entero del esfuerzo de Mauricio Montenegro de escribir la recomendación de 30 libros en un mismo número de días, con una condición muy especial en cada uno de ellos, lo cual está haciendo en su weblog 30 Libros.

A mi nadie me invitó, pero tratándose de libros, me invito yo solo. Empecemos.

26. Uno que asocie con la música que le gusta.

Hay veces que todo el universo conspira para poner el libro correcto en el lugar correcto para el lector correcto. O en mi caso, el libro equivocado para el lector equivocado en el mejor momento posible, mientras oía una vieja canción que amalgamaba, cual un cemento que unía 70 años de historia y los cinco continentes en la sala de mi casa.

Desde niño me gustaba jugar con soldaditos, ya no de plomo – que es venenoso – sino de plástico – que solo es venenoso al planeta -. Y no hablo de parar una veintena de infanterías para agarrarlas a canicazos, sino de utilizar un libro de la primera guerra mundial para simular, a escala, claro, escenarios diferentes del desembarco de Gallipoli con un par de cientos de soldados con sus regimientos representados en colores vivos, en sus cascos.

Las medallas también eran a base de pintura vinci.

Mi padre, después de sus frecuentes viajes, me traía nuevas compañías de soldados y, a veces, si tenía mucha suerte, un tanque. Tanques hermosos, a escala, de metal y bellamente pintados, con orugas de plástico flexible que se movían y permitían que superaran cualquier obstáculo en mi cama, mi cuarto, mi sala o el patio. Se que eran tanques de colección y que debía haberlos cuidado en vez de jugar con ellos hasta que los destruí, pero me queda el consuelo que los disfruté mas de lo que cualquier coleccionista pudo hacerlo.

Que puedo decir, me encantaba la estrategia militar.

Y de repente, cuando empecé a leer libros “sin dibujitos”, me sentí muy atraído por uno, de color ocre, que tenia varios tanques como los mios fotografiados sobre un tablero de ajedrez. ¿Cómo no lo iba a leer?

Africa Korps

Africa Korps

El libro hablaba sobre el cuerpo expedicionario nazi enviado a África a ayudar a sus aliados fascistas italianos, que estaban recibiendo una dosis extra de paliza por los ingleses, con cereza hasta arriba incluida. Narraba como a su mando estaba un joven oficial que había demostrado mucha capacidad en el uso de unidades motorizadas en la ofensiva que derrotó a Francia antes que los aliados pudiesen decir “¡Mon Dieu!”, y que fue despachado a las costas de Cirenaica con unas cuantas tropas y un ejercito que solo estaba en papel.

Y como hizo la unidad Paperpanzer (Tanques de papel) y los utilizó para detener la ofensiva Inglesa. Su nombre pasaría a ser leyenda. El Mariscal Erwin Rommel, el zorro del desierto.

En este libro le echaban porras al malo de la película. Este libro narraba, con admiración, las estrategias, ingenuidad y valor de una parte del ejercito de uno de los peores regímenes conocido por la humanidad: El tercer reich, la alemania nazi.

Y en este libro uno solo puede admirar la genialidad de Rommel, el valor de sus tropas, la tenacidad de sus equipos de guerra. ¿Pueden pensar en un peor libro para darle a un niño que le gusta la estrategia militar? Es un milagro que no me dejo el bigote de Hitler.

Sin embargo el que alguien sea el malo de la película no le quita méritos respecto a su desempeño. y el Africa Korps tuvo muchos méritos.

Y una tarde estaba leyendo una parte muy sentimental, donde mencionaban que la canción favorita del Africa Korps era una vieja canción hecha por un veterano alemán de la primera guerra mundial en los 20’s y recuperada por interpretes de los 30’s como Edith Piaf y Marlene Dietrich. Y como, pese a estar prohibido y castigado, era también la canción favorita de las tropas inglesas, hindúes, australianas y neozelandesas que los enfrentaban a solo 500 metros de distancia. Una vieja y triste canción sobre amores perdidos llamada “Lili Marleen”.

Y entonces presté mas atención a la canción que escuchaba en el radio, en mi querida “La Pantera”, una estación dedicada al movimiento del rock en español, donde el grupo español “Olé Olé” cantaba una canción a ritmo de pop cuya letra, de repente, se me hacia muy conocida, como si la hubiese oído, y cantado, en otro lugar, con otra voz, en otra vida, en un desierto lejano.

Y por un momento todo se unió. 70 años de historia, todos los continentes de la tierra, soldados buenos y malos enfrentados entre dunas eternas, musica rock moderna y canciones tristes pasadas, tanques de juguete y Panzers alemanes, el zorro del desierto y un niño en su sala, dándose cuenta, con un libro en las manos, que todos eran uno. Que todos estaban unidos, si tan solo por un momento. Conexiones en farolas en la noche, afuera de un cuartel.

PS. Y aunque me sigue gustando la estrategia militar, gracias a “El Arte de la Guerra” de Sun Tzu comprendí la única forma en que deben ser las guerras: De mentiras, con soldaditos de plástico y con tanques a escala con orugas de hule, en la sala de algún niño, que canta con voz baja:

Esta luna en ruinas sabe que pasó
Mira mi uniforme, mi honor me lo cosió
Fui un mal soldado, me rendí
Pero al final he vuelto a ti
Por ti, Lili Marlen
Por ti, Lili Marlen

Posted in 30Libros, Libro | Etiquetado: , , , | 2 Comments »

30 Libros: Día 25: El Bhagavad-Gita, Vyasa

Posted by El Corsario Negro en 2011-09-09

“Y Arjuna vio el universo entero en su incontable variedad, suspendido y formando
una inmensa unidad dentro del resplandor que desprendía el cuerpo del Dios de los
dioses. Sobrecogido de estupor y asombro, Arjuna el héroe, inclinó su cabeza juntando
sus manos en acto de adoración..”
El Bhagavad-Gita, Vyasa

A través del weblog Teoría del Caos, de René López, me entero del esfuerzo de Mauricio Montenegro de escribir la recomendación de 30 libros en un mismo número de días, con una condición muy especial en cada uno de ellos, lo cual está haciendo en su weblog 30 Libros.

A mi nadie me invitó, pero tratandose de libros, me invito yo solo. Empecemos.

25. Uno para aprender a perder.

Me sorprendo a mi mismo al notar que tres de los libros que recomiendo son libros “sagrados” de alguna de las religiones de la tierra. La Bilbia para los judeo-cristianos (y alguno que otro despistado), el Tao-Te-King de los Taoístas y hoy, el Bhagavad-Gita, de los Hindúes. Nada mal para un ateo.

Bhagavad Gita

Bhagavad Gita

El Bhagavad-Gita, realmente, es una parte de un libro mas grande, como serían el libro de salmos o el libro de proverbios a la biblia. El Bhagavad-Gita está dentro de la gran y bellísima historia del Mahábharata (el libro “pesado”, llamado así por que dice la leyenda los dioses lo pesaron contra los vedas – otro de los libros sagrados hindúes – y ganó por su gran tamaño). Sin embargo el Bhagavad-Gita se puede entender como un libro separado ya que se separa de la historia principal (Arjuna y la guerra en la que participa) y se concentra en la “demostración” que hace el cochero de Arjuna de como es realmente el universo.

Por que resulta que el cochero de Arjuna, su “escudero” o “chalán” es no otro que Krishna, la encarnación humana en turno del dios Visnú, que en esa ocasión había decidido ver la guerra desde un lugar privilegiado, sin ser necesariamente el protagonista principal.

Y ante la duda de Arjuna a participar en una batalla, y entendiendo, correctamente, que las guerras son inherentemente malas, que los enemigos de hoy son los amigos de ayer y mañana, que no hay malos y buenos sino solamente lados en una línea en la arena, que el asesinar gente realmente no resuelve nada, y que los conflictos armados son solo un desperdicio de vidas y recursos, llora y resuelve ser un “objetor de conciencia”. No pelear. “Give peace a chance”, como diría Lennon.

Y entonces Krishna brinca, y le explica por que tiene que pelear. Le da un argumento demoledor al porque debe matar a viejos amigos y parientes, y permitir que amigos y familia mueran a su lado.

En resumen: Por que de eso trata la película.

Arjuna es un guerrero. Pertenece a la casta de los guerreros. Fue entrenado desde niño para pelear. Para vencer. Así también sus aliados y sus enemigos. Toda su vida a sido una preparación para esa guerra, para esa batalla, para esa muerte. Y rechazarla ahora es desperdiciar toda su vida, todo su valor, toda su preparación. Evitar la batalla es destruir el orden del cosmos. Es corromper la historia, la gloria, la leyenda. Si la guerra se cancela, el libro ya no tiene razón de existir. La película se cancela. El sueño se pierde. El espectáculo debe continuar.

Ohhhhhh…….

Por ejemplo, en el Mahabarata se habla de un enemigo de Arjuna que es un super-guerrero (y su abuelo). En una aventura un Bhraman lo bendijo con la habilidad de solo perder un combate cuando el lo desee. En corto, es invencible. El es el único que puede derrotar a Arjuna. Sin embargo, en un accidente mató a la vaca de otro Bhraman, y este lo maldijo diciéndole que en su combate mas importante su carro iba a fallar. Bummer. Así que llegando a la conclusión que el combate contra Arjuna será el mas importante de su vida, y su carro va a fallar, y viendo que si va a perder ese es el mejor momento y rival posible, decide enfrentar a Arjuna, darle la pelea de su vida, perder, y morir en el proceso. Voluntariamente. No hablamos de tirarse al piso y perder al primer golpe, sino de enfrentar tu mejor batalla y dar tu mejor esfuerzo no para ganar, sino para dejar un muy bonito cadáver.

Ohhhhhh…….

Pero regresando al Bhagavad-Gita, después de iluminar a Arjuna a base de una buena argumentación, dejarle ver el gran plan del cosmos y un par de soplamocos, Khrisna acepta mostrarle como es el en realidad. Como es ver, por un momento, el verdadero rostro de dios.

No se los hecho a perder, pero vale mucho la pena leerlo.

Krishna

Krishna

¿Y que tiene que ver con eso el saber perder? Bueno, de hecho esa es la enseñanza del libro, del Mahábharata y de todo el hinduismo en si, aprender a perder, aprender a dejar ir, aprender a morir. Por que según ellos, y como decía el capitán nube, todo final es un nuevo principio.

PS. Como buen libro sagrado está disponible de forma gratuita en la red.

PS2. A la duda de que debí recomendar el Mahábharata en vez de esta parte del mismo, debo confesar que no he leido el Mahábharata completo. En verdad es un libro muy, pero muy, pesado.

PS3. Ahora que lo pienso, este libro da una respuesta a la duda de Joan Osborne en su canción “One of us“, ¿Qué cuestionarías a dios si pudieras hacerle solo una pregunta?

Posted in 30Libros, Libro | Etiquetado: , , , | Leave a Comment »

30 Libros: Día 24: Matias y el Pastel de Fresas, Palomo

Posted by El Corsario Negro en 2011-09-08

“… y entonces el monstruo persigue a Matias por todo un mundo fantástico…”
– Siguiendo con mi explicación de la trama de Matias y el Pastel de Fresas, de Palomo

A través del weblog Teoría del Caos, de René López, me entero del esfuerzo de Mauricio Montenegro de escribir la recomendación de 30 libros en un mismo número de días, con una condición muy especial en cada uno de ellos, lo cual está haciendo en su weblog 30 Libros.

A mi nadie me invitó, pero tratándose de libros, me invito yo solo. Empecemos.

24. Uno que no prestaría.

Lo mio, lo mio, nunca ha sido cantar. Sin embargo, en primaria, ingresé al coro de la escuela. Pero realmente mi intención era oscura, secreta. Era un infiltrado, un topo, un espía. Ya que entrar al coro de la escuela era la única forma de tener acceso a mi objetivo. La biblioteca escolar.

Si, me gustaba mucho leer.

En vez de cantar me la pasé muchas clases leyendo. Leí de principes chinos que mataban dragones. Libros de geografía e historia. Cuentos y leyendas. Pero el libro que mas me atrajo fue “Matias y el Pastel de Fresas, de Palomo.”

Matias y el Pastel de Fresas

Matias y el Pastel de Fresas

Como mencioné anteriormente, solo leía libros “con dibujitos”. Matias era mi libro perfecto, ya que no hay ninguna palabra en sus páginas (mas que el título y la información de donde fue fabricado, y por quién). Narraba, de forma gráfica, las aventuras de un niño para poder tomar una rebanada de pastel, en la noche. Aventuras que todo niño imaginativo conoce alguna vez. Y si alguien no las conoce, mi sincero pésame.

Durante décadas he buscado ese libro. Durante décadas he preguntado por el en librerías y ferias del libro. La red, que es infinita, me lo dio y después lo alejó de mis manos. Incluso me han prometido una nueva edición.

Sigo buscando. Sigo deseando. Sigo teniendo aventuras, en la noche, cuando me despierto y voy a buscarlo, ridículamente, en el refrigerador.

PS. Se que algún día un nieto mio me lo va a robar. Bien por él, eso es lo que debí haber hecho hace tantos años, en la biblioteca de mi primaria.

PS2. Todavía recuerdo la letra del himno nacional de Checoslovaquia. Qude domof mi… qude domof mi…

PS3. Curiosamente “Matias y el Pastel de Fresas” es el libro del que mas he hablado en mi weblog.

Posted in 30Libros, Libro | Etiquetado: , , , | 17 Comments »

30 Libros: Día 23: Alien Landscapes, Robert Holdstock y Malcolm Edwards

Posted by El Corsario Negro en 2011-09-07

“Alien Landscapes explores ten of the best-known worlds with a detailed text explaining their history and politics, climate, geography, flora and fauna and their location in the Galaxy.”
Alien Landscapes, Robert Holdstock y Malcolm Edwards

A través del weblog Teoría del Caos, de René López, me entero del esfuerzo de Mauricio Montenegro de escribir la recomendación de 30 libros en un mismo número de días, con una condición muy especial en cada uno de ellos, lo cual está haciendo en su weblog 30 Libros.

A mi nadie me invitó, pero tratandose de libros, me invito yo solo. Empecemos.

23. Uno que le gustaría volver a leer en su vejez.

Una de las obras que mas me enorgullecen fue el organizar un grupo informal y extraoficial de intercambio en la secundaria. Un mercado negro. Mientras que en el taller de electricidad se manejaban e intercambiaban grandes volúmenes de pornografía (era una era anterior a la existencia de la oferta amplia y gratuita en internet) varios compañeros de mi secundaria realizábamos transacciones mucho mas peligrosas. Cada quién llevaba uno o dos en la mochila, ocultos, y en esquinas alejadas del tránsito normal, o a la sombra de algún resquicio, realizábamos peligrosas negociaciones e intercambios. Algunas de las cosas mas peligrosas que transitaron por mi secundaria pasaron así por nuestras manos. Libros. Intercambiábamos libros.

Bueno, algo tenía que hacer para entretenerme, ¿no?

Y uno de los libros que pasaron por mis manos, fugazmente, durante algunos días era un libro grande, profusamente ilustrado. Un libro de viajes (de hecho pensé ponerlo en esa categoría). Un libro dividido en una decena de capítulos, cada uno describiendo un lugar, un mundo, un libro, un sueño. El mundo anillo de Larry Niven. La tierra futura visitada por un viajero del tiempo. Eros convertido en nave generacional. Trantor capital del imperio galáctico. Dragones volando en el cielo de Pern.

Alien Landscapes

Alien Landscapes

Lugares para ir a visitar los fines de semana, si tan solo en la mente.

El libro fue intercambiado por otro. Nunca lo he vuelto a ver. Ni siquiera lo he buscado como busco “Matias y el Pastel de Fresas” (del que hablaré mañana).

A veces, en las noches, después de fantasear con jugar en la arena de Arrakis, me imagino a mi mismo, viejo, anciano, vestido con una toga blanca, tirado en mi cama. Y ese libro, flotando en medio del cuarto, está ahí, viéndome una vez mas, antes de morir.

¡¡¡Taaan-Taaan-Taaan—TAN-TAN!!!

Posted in 30Libros, Libro | Etiquetado: , , , , | Leave a Comment »

30 Libros: Día 22: Cuentos en Verso para Niños Perversos, Roald Dahl

Posted by El Corsario Negro en 2011-09-06

“¡Si ya me la sé de memoria!,
dirás. Y, sin embargo, de esta historia
tienes una versión falsificada,
rosada, tonta, cursi, azucarada,
que alguien con la mollera un poco rancia
consideró mejor para la infancia…”
Cuentos en Verso para Niños Perversos, Roald Dahl

A través del weblog Teoría del Caos, de René López, me entero del esfuerzo de Mauricio Montenegro de escribir la recomendación de 30 libros en un mismo número de días, con una condición muy especial en cada uno de ellos, lo cual está haciendo en su weblog 30 Libros.

A mi nadie me invitó, pero tratandose de libros, me invito yo solo. Empecemos.

22. Uno de poemas (no valen antologías).

Al inicio, al leer la condición de este día me preocupé. Realmente ni leo ni gusto de la poesía, salvo en canciones picarescas (“Un panadero fue a misa,\no encontrando qué rezar,\le pidió a la Virgen pura\marihuana pa’ fumar.”).

Y entonces lo recordé. Un libro de cuentos en verso para niños. Un libro de rimas infantiles. De pequeños cuentos clásicos. De princesas y madrastras y tres osos en su casa, habichuelas mágicas y cerdos y lobos.

Pero para niños perversos.

Cuentos en Verso

Cuentos en Verso

Pedagogía negra, diría mi madre.

Por que los cuentos que le venden en el cine a nuestros hijos no son sino versiones bajas en calorías, y políticamente correctas, de los horrorosos cuentos de antaño, los que las abuelas contaban a los niños, en la penumbra de la noche con solo una lampara para alumbrarse, para que advertirles que no debían adentrarse en el bosque. Para que temiesen a lo desconocido, a lo extraño, a lo diferente.

Ahora nuestros hijos ven historias donde las hadas son débiles y miedosas, en vez de ser fuerzas de la naturaleza capaces de destruir la vida de un hombre por capricho. Los lobos son torpes y cobardes, en vez de los mejores cazadores de niños y hombres como lo fueron en otro tiempo. Los osos son estúpidos y solo comen miel, en vez de ser los reyes del bosque. La magia es solo luces brillantes, cuentas baratas, en vez de ser el camino mas fácil y rápido al infierno.

Vivimos en un futuro débil. Idiotizado por ratones sonrientes de pantaloncillos cortos.

Pero todavía hay quienes apreciamos el fuego, el miedo, la oscuridad. Hay quienes queremos bosques oscuros, islas misteriosas, ruinas abandonadas y monstruos inhumanos. Los que queremos, al cerrar los ojos, oír el callado y enloquecedor tamborileo de viles tambores y el chillido monótono de flautas malditas.

Los que despreciamos los vampiros que brillan como esferas de discoteca, los magos como abuelos bonachones, los hombres lobo metrosexuales y los asesinos tiernos y bondadosos.

Por que mi hija todavía no lo sabe, pero al acercarse a la noche, a la maldad y al miedo aprende lo que es la luz, la bondad y el valor. Solo apreciando al enemigo se el puede derrotar. Solo enfrentando nuestro lado oscuro podemos volvernos lo que queremos ser.

Nuestros hijos no son tontos. Aprenden mas y mejor que nosotros. Solo les falta experiencia, su gran debilidad y su mayor fortaleza. No necesitan que los engañemos y les hagamos pensar que las cosas son de dulce, y que nada les puede hacer daño.

Necesitan saber que el mundo es rojo en diente y garra.

Como dijo G.K. Chesterton: Los cuentos de hadas no hacen que los niños piensen por primera vez en duendes. Lo que los cuentos de hadas le dan al niño es su primera idea clara de la posible derrota de un duende. El bebé ha conocido íntimamente al dragón desde que tiene una imaginación. Lo que el cuento de hadas le da es un San Jorge para matar el dragón.

De eso trata Roald Dahl. Niños huérfanos, pobres, débiles, pequeños y malqueridos que se enfrentan a gigantes, locos, brujas, lobos. Niños que descubren que están solos, y que ellos solos, con inteligencia y valor (y ayuda de abuelas, reinas o insectos) pueden salir adelante. Pueden vencer. Pueden perseverar.

Y en “Cuentos en verso para niños perversos” vemos a los niños volverse ricos, aprender a bañarse al menos una vez al mes, descubrir que la monarquía es una institución caduca, y que es mejor casarse con un cocinero que con un príncipe, y que las niñas valientes de capa roja pueden hacer de los lobos elegantes abrigos de piel… y de los cerditos que necesitan ayuda contra los lobos buenas bolsas de mano (Inserte risa macabra aquí).

Posted in 30Libros, Libro | Etiquetado: , , , | 1 Comment »