La Calavera

La Vida, el Universo, y todas las cosas

  • No mas Sangre

    No mas Sangre

  • Categorías

  • Archivo

  • Mas leídos

  • RSS Recomendado

    • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Banners

    WordPress

    Get Firefox

    Get Thunderbird

    Ubuntu - Linux for Human Beings

    Fotograf�as del Corsario Negro en Flickr

    The Hitchhickers Guide to the Galaxy

    Dilbert

Persona: Jacques-Yves Cousteau

Posted by El Corsario Negro en 2010-06-11

“Cuando un hombre, por cualquier razón, puede llevar una vida extraordinaria, no tiene derecho a reservarsela para si mismo.”
– Jacques-Yves Cousteau, entrevistado en 1971

Todas las ciencias tienen sus santos patronos. Personas que son símbolos, ángeles a quienes encomendarse por las noches, rezando por mantener el oscurantismo atrás, lejos.

Uno de esos santos es Jacques Cousteau. Hoy se cumplen 100 años de su nacimiento.

Jacques Custeau

Jacques Custeau

Pocas personas pueden decir que han tenido un impacto mas grande en la exploración. Pocas personas pueden decir que han sido los primeros en llegar a nuevas tierras, a nuevos mundos. Pocas personas pueden decir que abrieron brechas a través de lugares inhóspitos, y dejaron caminos por los cuales hoy podemos ir y maravillarnos.

Johhny, el es quién construyó la puerta al jardín de las rayas. el santo patrono de todos los buzos, y del mar. Nuestro nuevo Poseidón.

Siendo un joven aventurero, durante la segunda guerra mundial, junto con sus amigos Philippe Tailliez y Frédéric Dumas, experimentaron, inventaron y se lanzaron a la aventura a un mundo nuevo: el mar. A través de su nuevo invento, el Aqua-Lung, fueron capaces de adentrarse mas lejos, y mas tiempo, que nadie en ese gren mundo nuevo que estaba a un paso de la playa, pero rumbo al mar.

¡Pero no se conformó con meterse a bucear! Eso solo fue el inicio. También desarrolló cámaras y técnicas para poder filmar y reproducir lo que veía, y de esa forma mostrárselo al resto de la gente. Fue capaz de mostrar al mundo la belleza de los mares. Hizo maravillosas películas y series de televisión. Llevo sus inventos y descubrimientos a todos lados.

¡Y eso no es nada! Pasó de solo mostrar. Se compró un viejo barco de guerra, le acondicionó y le dio un nuevo nombre. Un nombre tan importante (o mas aún) que el Kitty Hawk o el Sputnik. Ese barco, que reinó los mares en mis sueños de infancia y juventud, se llamó Calypso. Y con el Calypso se dedicó a recorrer el mundo, y a mostrárnoslo a todos los mocosos que nos sentábamos a ver “El Mundo Submarino de Jacques Cousteau” mientras comíamos cereal, en la cocina, imaginándonos que eran crustáceos, y que vivíamos en ese mar tan hermoso que se veía en la tele, y que oíamos las olas, y las gaviotas, y el aire olía a sal, las mañanas de los sábados y domingos. Si, el inventó las series televisivas de divulgación científica y de exploración. Si, el nos lleno los ojos de arrecifes de coral y los sueños de peces y algas.

Modelo del Calypso

Modelo del Calypso

¡Pero no se detuvo ahí! Lo que vio al explorar el mar fue como lo estábamos envenenándolo y explotándolo sin control, y al no ser “visible” pues no le dábamos importancia. Es entonces que empezó a hablar de conservación y cuidado. El empezó a hablar de responsabilidad y equilibrio. Durante esas mañanas empezó a decirnos a nosotros, los niños, que debíamos cuidar el mar. Si, el también fue de los pioneros ecólogos. Una de las primeras voces en advertirnos sobre los peligros de la sobreexplotación y la contaminación.

Solo escuchen esto, palabra del Capitán Cousteau:
Debemos plantar el mar y cuidar de sus animales usando el mar como granjeros en lugar de como cazadores. De eso trata la civilización – cultivar en vez de cazar.

El capitán Cousteau murió ya hace algunos años. El Calypso se hundió en Singapur un año antes que el muriera. Su serie de televisión ya no pasa los fines de semana.

Sin embargo, cada vez que un niño se pone un aqua-lung y va a visitar a los erizos, o cada vez que Greenpeace arremete contra un barco ballenero, o cada vez que vemos un documental sobre el mar, o cada vez que vemos una gran película sobre un grupo de exploradores del mar, estamos viendo uno de los milagros de ese santo patrono de la oceanografía, el capitán Jacques Cousteau.

A ese tipo de santos yo si le rezo. Para que no llegue la oscuridad.

Calypso

Calypso

Notas al calce:
– Murió triste. El Calypso hundido, y los humanos contaminando. Hay que hacer las cosas bien, en su nombre.
– Creó la fundación Cousteau, para seguir su trabajo.
Están tratando de “revivir” el Calypso. En lo personal, creo que deberían respetar la voluntad de Cousteau, y dejarlo en el fondo del mar, para que se convierta en una arrecife de coral. Creo que el lo hubiese apreciado mas así, como hábitat para peces, que como museo para humanos. Y siempre podríamos bucear para saludarlo.
– Ese doblaje, en la serie de televisión, en español con un muy fuerte acento “pseudo-frances”: “Esta mañana nos encontramos a 20 km de la costa, con el mar claro, y vamos a explorar bajo del mar…”

Una respuesta to “Persona: Jacques-Yves Cousteau”

  1. Bolo Lacertus said

    Pero no es un santo, es un Héroe. Sí, de esos con mayúscula que bajan al inframundo y regresan investidos de conocimientos y poderes que guían a los demás para salir de las tinieblas.
    Y yo por uno, no le rezaría, sino que me dispongo a seguir sus pasos, a buscar su huella e iluminarnos con el fuego que robó a los dioses, o al menos, a aprender su leyenda y sus lecciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: