La Calavera

La Vida, el Universo, y todas las cosas

  • No mas Sangre

    No mas Sangre

  • Categorías

  • Archivo

  • Mas leídos

  • RSS Recomendado

    • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Banners

    WordPress

    Get Firefox

    Get Thunderbird

    Ubuntu - Linux for Human Beings

    Fotograf�as del Corsario Negro en Flickr

    The Hitchhickers Guide to the Galaxy

    Dilbert

Día 13,589: Temblor en el pantalón

Posted by El Corsario Negro en 2009-05-22

“¡Ay nanita!”
– Gustavo Díaz Ordaz, al ser asesinado por el sabueso de Baskerville en “Héroes Convocados” de PIT II

Torre Arcos

Torre Arcos


Como habitante del DF he vivido mis temblores. Del grande de 1985 a pequeños que difícilmente nos hacen cambiar el paso en la calle.

Normalmente un temblor empieza lentamente, un leve vaivén del suelo. A veces logro detectarlos aún en esta etapa. Poco a poco el temblor aumenta de intensidad, mientras uno lleva la cuenta de los grados Ritcher mientras se pregunta si este será el grande que causará nuestra muerte. Luego empieza a detenerse, a desaparecer, mientras respiramos nuevamente y volvemos a nuestras vidas.

Normalmente los temblores son familiares, conocidos, normales. Se originan en la costa del pacífico y vienen a desaparecer al lodo del viejo lado de Texcoco, aquí en la ciudad.

El de hoy no fue normal.

Nunca había estado en la Torre Arcos, en Santa Fe, durante un temblor. Espero no hacerlo de nuevo.

Todo el asunto fue fugaz. Cuando empecé a detectar un breve movimiento (¿estarán moviendo algo muy pesado?) el movimiento fue suficiente para moverme en mi silla. Un par de segundos de rebotar después había terminado. ¿Una bomba? ¿Se va a caer el edificio?

No, un temblor. Al parecer estoy justo sobre el gato hidráulico del edificio. En mas de 30 años de temblores nunca me había asustado tanto uno, al ser tan diferente, tan anormal. 5.9 richter. No tan grande. No del mar, sino de Puebla. ¿Volcánico? ¿El Popocatepetl va a empezar a jugar?

En retrospectiva debí estar fuera de la torre a los 15 segundos. Me tomó como 1 minuto. Debí reaccionar antes. Debí reaccionar mejor. Bueno, vive y aprende.

Una respuesta to “Día 13,589: Temblor en el pantalón”

  1. Lirva said

    Graciasssssssss!!!!!

    Un sólo día y luego otro y felicidad.

    Besos***

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: