La Calavera

La Vida, el Universo, y todas las cosas

  • No mas Sangre

    No mas Sangre

  • Categorías

  • Archivo

  • Mas leídos

  • RSS Recomendado

    • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Banners

    WordPress

    Get Firefox

    Get Thunderbird

    Ubuntu - Linux for Human Beings

    Fotograf�as del Corsario Negro en Flickr

    The Hitchhickers Guide to the Galaxy

    Dilbert

México: Calaveras de Azucar

Posted by El Corsario Negro en 2008-10-31

“¿Me da para mi calaverita?”
Pregunta de los niños mexicanos cuando piden dinero en Día de Muertos

El dulce tradicional en el Día de Muertos, el que todos los niños quieren, es también muy autóctono de México: Una calavera de azúcar.

Calavera de Azúcar

Calavera de Azúcar

La idea puede resultar extraña a alguien que no las haya visto, tanto en los mercados populares, las tiendas de dulces caras u ofrecidas por vendedores en la calle. Figuras de azúcar, completamente blancas, con adornos de papel y plástico de vivos colores, incluyendo unas lentejuelas como ojos, brillantes pero muertos, lagrimas en los ojos hecha de dulce de un vivo color y una banda en la frente. Y esta banda dice tu nombre. De hecho, toda la idea es buscar entre los montones de calaveras una con tu nombre, o pedir que se lo escriban. ¿Y que se hace con ella? Comérsela, por supuesto.

Hay que señalar que es algo completamente inocente. No hay ningún tipo de morbo en el comerlas. Es azúcar, y como niño no le das mucha importancia a la forma. No da miedo. No es algo macabro o que vaya a traer buena o mala suerte. Tomas la tira con tu nombre y la arrojas a la basura, así como los ojos. Si eres hábil logras comerte la mayor parte de las lagrimas y los demás adornos, si no, pues se caen. Es solamente un dulce. Completamente natural, como la muerte.

Porque en el fondo de eso se trata el Día de Muertos, trata de darse cuenta que todos vamos a morir. Que no importa quién seas, no importa que hagas, no importa tu nombre o tus acciones, tu valor o amor, al final todos somos solo calaveras comiendo calaveras de azúcar en lo que llegamos a casa. O al panteón, que después de todo no es sino la última casa.

¿Y que mejor forma de decírselo a los niños? ¿Qué forma mas dulce de hacerlos aceptar su propia mortalidad? ¿Hay otra forma más elegante, más simbólica, más bonita? Es una forma de que los niños aprendan desde su mas tierna edad una verdad que todos en México tenemos presente, una verdad que le dije a Alex el otro día, al preguntarle si sabía que significaban las calaveras de azúcar, en el fondo.

Las calaveras de azúcar nos enseñan que la muerte es dulce.

Ahora hay Calaveras de chocolate y calaveras de amaranto. Ahora los niños piden “su calaverita” sin que eso signifique dinero, ya que aceptan dulces en sus calabazas “Jack-o-Lantern” de plástico. Los niños se disfrazan de monstruos. Ya no es el mismo día de muertos de mi infancia.

Pero las blancas calaveras de azúcar siguen ahí, viéndome con sus ojos de lentejuela. Y mis hijos y yo seguiremos comiéndonos una cada uno, saturandonos y empalagandonos de su sabor. Y las de ellos tendrán sus nombres en la frente, así como la mía, que dirá, orgullosa, “El Corsario Negro”.

Y como siempre, tendrá un sabor dulce. ¿Quién quiere vivir para siempre?

Incluyo la receta. Salvo los moldes, lo demás es fácil.

Calaveras de Chocolate

Calaveras de Chocolate

3 comentarios to “México: Calaveras de Azucar”

  1. mariana said

    eso a mi no me sirve tus preguntas
    necesito algo mas claro ok}

  2. xavier said

    que significan las lagrimas en la calavera??? me dedico a esto pero ps no c que signifiquen ???

    • Son lágrimas. La calavera llora. Nosotros lloramos la muerte.

      Pero son lágrimas de dulce. Son lágrimas de adorno. No son lágrimas de dolor o pérdida. Solo son lágrimas que debemos de tener, como por obligación. Por tradición. Por trámite.

      Pero al final, como en el duelo, son lágrimas que comemos. Que aceptamos. Que quedan dentro de nosotros y nos hacen sentir bien.

      Y son lágrimas que saben, al igual que la muerte, muy dulces.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: