La Calavera

La Vida, el Universo, y todas las cosas

  • No mas Sangre

    No mas Sangre

  • Categorías

  • Archivo

  • Mas leídos

  • RSS Recomendado

    • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.
  • Banners

    WordPress

    Get Firefox

    Get Thunderbird

    Ubuntu - Linux for Human Beings

    Fotograf�as del Corsario Negro en Flickr

    The Hitchhickers Guide to the Galaxy

    Dilbert

Politica: Zedillo y Yo

Posted by El Corsario Negro en 2008-10-03

“El burro por delante”
– Refrán popular mexicano

Zedillo

Zedillo

Estaba en el viejo Hotel de México, en unas conferencias. Sabía que en el salón del fondo había un acto de exportadores, pero no le había dado importancia. Estaba fuera de un salón, en el descanso entre dos conferencias, cuando lo vi acercarse.

El presidente de México, Ernesto Zedillo. Venia caminando por el pasillo, muy seguro de si mismo, con una media luna de guaruras un par de metros atrás de él. Nadie adelante. Iba a pasar a un par de metros de mi.

Mentalmente, lo vi. Visualice el acto. La parte anarquista de mí salió a flote.

Lo único que tenía que hacer, justo cuando estuviera a un par de metros de mi, era dar un paso, solo un paso, hacia él, pisando muy fuerte con mi zapato, y hacer un dramático ¡BU!. Calculé con claridad el resultado de mi acción.

– Se va a cagar el cabrón – pensé para mi mismo.

Como verán, mi parte anarquista es mas traviesa que terrorista. Mas interesada en tirar pasteles que bombas.

También visualice que iban a pasar un par de horas de madriza en el campo militar número 1 antes de que el estado mayor presidencial se convenciera que no quería matar a Zedillo, y no era parte de los zapatistas o el EPR, sino un pobre idiota que se le hizo fácil querer asustar al presidente.

Es impresionante las cosas que pueden pasar por la mente de uno en un par de segundos.

Recordé entonces las sabias palabras de los hippies de los sesentas: Vive y deja vivir.

Zedillo dio su plática ese día sin contratiempos, ni sustos, ni ropa interior sucia.

Yo llegué esa noche a casa, con mi familia, sin golpes ni haber conocido el campo militar número 1.

Vive y deja vivir.

O como diría mi tío Samuel (posiblemente lo mejor que me ha enseñado, de muchas cosas): Hay que saber que batallas hay que pelear.

México tiene graves problemas de seguridad. Es un país sin ley, y con impunidad casi completa. Los poderes que son se han comprometido (de hocico nada mas) a cambiar las cosas, y devolvernos la legalidad, la justicia y la tranquilidad.

Hoy FeCal estaba entregando el premio nacional de la juventud. Uno de los premiados, un chico inteligente del CCH Sur, se vio mucho mas valiente que yo e hizo lo que yo no hice. Le gritó “espurio” al pelele.

Claro, está en el ministerio público, esperando a que se aburran de él y lo lancen a la calle.

FeCal ya dijo que no le van a formular cargos. ¿Saben por que empezó el movimiento estudiantil del 68? Por un gobierno ilegítimo, que en su paranoia de saberse espurio, no supo como reaccionar ante acciones las cuales no eran relevantes. Eran chistes, bromas sin trascendencia.  Termino en una masacre.

Eso si, ya sabemos que la policía esta atenta, y ya no va a permitir que le llamen “FeCal”, “espurio” o “pelele” al pelele. Bien por ellos. Con eso creen me van a regresar la legalidad, la justicia y la tranquilidad. Idiotas.

¿Qué quisiera que hagan mis hijos? ¿Cuando tengan la oportunidad de hacer que FeCal (u otra rata como él) se moleste al gritarle “espurio” o se cague al dar un golpe en el suelo (creo que mi idea era mejor), que espero que hagan?

¿Que sean prudentes como yo, o valientes como el chico que está hoy en el ministerio público?

Yo, por uno, creo que tuve razón al ser prudente. No me arrepiento de mi decisión, y se la recomiendo ampliamente a cualquiera que me pregunte.

Pero de mis hijos lo que realmente espero, es que decidan bien, y no se arrepientan tampoco de su decisión, ya que la hayan tomado.  Igual que yo.  Igual que el chico que está hoy en el ministerio público.

Eso si, creo que debió asustarlo, para que se cagara. Ya de perdida, un pastelazo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: