La Calavera

La Vida, el Universo, y todas las cosas

  • No mas Sangre

    No mas Sangre

  • Categorías

  • Archivo

  • Mas leídos

  • RSS Recomendado

    • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Banners

    WordPress

    Get Firefox

    Get Thunderbird

    Ubuntu - Linux for Human Beings

    Fotograf�as del Corsario Negro en Flickr

    The Hitchhickers Guide to the Galaxy

    Dilbert

Johnny: Aprender a Jugar

Posted by El Corsario Negro en 2007-09-13

“¡Tengan cuidado con los conejos! ¿Dónde están los conejos?”
Grito de Johnny mientras el equipo discutía su plan de acción, que no involucraba, en absoluto, conejos

Desde que Johnny tuvo capacidad de quedarse sentado, concentrado, durante más de diez minutos, traté de introducirlo a los juegos de rol. Es el sueño de todo rolero: Después de casarte, evitar que “te trague la realidad”, ser capaz de mantener el pasatiempo, y, en su momento, se capaz de introducir a los hijos en los juegos de rol, incluso a una temprana edad.

Johnny ya lleva dos o tres años de juego mas o menos regular, siempre con grupos donde al menos le doblan la edad. A estado en contacto con personas muy interesantes, y diferentes, y ha aprendido de ellos, no solo de los juegos de rol, sino también de su forma de ser y ver la vida.

Hace un par de meses, durante una sesión en el juego de “La Llamada de Cthulhu” que dirijo los domingos, su personaje, un maduro doctor, falló una prueba de salud mental y sufrió, en consecuencia, un shock el cual lo dejó temporalmente loco. El tipo específico de locura fue verborrea, es decir, hablar descontroladamente de cosas sin sentido. Johnny habla mucho, pero ahora lo que necesitábamos de el es que jugara a su persona como nunca lo había hecho.

Es el punto mas alto, al menos para mí, de la segunda temporada (el de la primera temporada fue un disparo a sangre fría a un hombre-jaguar, pero es otra historia). Johnny fue capaz de desprenderse de sus inhibiciones, dar rienda suelta a su imaginación y, como dicen los actores, meterse en el personaje. Hablaba a destiempos, interrumpía, imaginaba. Incluso a mí, veterano en los juegos y Keeper de este en particular, hubo ocasiones en que sus muy logradas frases, dichas con oportunidad, me distraían y desconcentraban.

Una de las mejores exhibiciones por parte de un jugador de un juego de rol que haya visto en mi vida.

Estoy orgulloso de Johnny, mi hijo, el rolero.

2 comentarios to “Johnny: Aprender a Jugar”

  1. Daniel Sol said

    Jugar es parte de la vida, y así como les “pasamos” la vida a nuestros hijos, es natural que les pasemos nuestros juegos, pero igual que la primera, para que los vivan ellos a su manera.
    Jugar con mi hija helena es algo que me gusta hacer, incluso a su tierna edad y a pesar de que ya me canso más rápido que ella, ¿Serán los años, que es niña, que es inquieta?, Quien sabe.
    Que bueno que mi sobrino ha encontrado en el Juego de Rol un punto en común con la generación que le antecede (me incluyo) y espero que lo disfrute tanto como nosotros, aunque el Rol languidezca en México, abrumado por juegos con mejor marketing, cada generación deja a sus hijos algunos juegos o al menos los comparte con ellos, recuerdo jugar lotería y siete y medio con mi abuela (con rigurosa apuesta de frijoles). Habré de conseguir los materiales para que mi hija, cuando entienda que ni las cartas, ni esos frijoles son para comer o chupar, pueda recibir esa herencia, aunque sea cuando se nos vaya la luz.😀
    Por el momento, quiero que mi hija sea rolera, jugadora de mesa (cartas, lotería y hasta scrabble) y futbolista. De football americano y equipada ¿Por que no?, al menos mientras no llegue la adolescencia y haya ligas que cuiden a los niños, en eso podrá seguir los pasos de su madre si no es que los míos.
    Curiosamente, creo que el mayor obstáculo que puede haber para que estos descabellados planes se realicen, no es ni siquiera que ella elegirá sus propios juegos y tomará de los míos solo algunos y solo a veces. Sino que para que valga la pena jugarlos, se trata de jugarlos con nosotros, con su gente, conmigo apoyándola e incluso como su oponente y siempre parece haber otra cosa que hacer y siempre parece que todo es más importante que jugar.
    No debemos caer en ese error, la familia es un accidente, pero nuestros compañeros de juego, que no podemos llamarles sino amigos, son una elección y vaya que quiero ser parte del mundo lúdico de mi hija y elijo que ella sea parte del mío.

  2. luis raul blanco said

    quisiera que me enceñe a jugua a la loteria me informaro que jonny es el mejor de todos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: