La Calavera

La Vida, el Universo, y todas las cosas

  • No mas Sangre

    No mas Sangre

  • Categorías

  • Archivo

  • Mas leídos

  • RSS Recomendado

    • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Banners

    WordPress

    Get Firefox

    Get Thunderbird

    Ubuntu - Linux for Human Beings

    Fotograf�as del Corsario Negro en Flickr

    The Hitchhickers Guide to the Galaxy

    Dilbert

Día 12,419: Reglas, carceles y castillos

Posted by El Corsario Negro en 2006-03-10

Integrity has no need of rules.
Albert Camus

Cuando era niño iba con regularidad a la iglesia, y entre las cosas que me enseñaron ahí recuerdo mucho una plática que se titulaba “¿Cárcel o Castillo?”. En esa exposición nos enseñaban que los mandamientos y reglas de conducta que la iglesia nos obligaba a cumplir no eran para restringirnos, sino para protegernos. Esa pérdida de libertad era con el propósito de salvar nuestra alma inmortal alejándola de las trampas y tentaciones de la carne y el diablo. No debíamos quejarnos o revelarnos contra esas reglas, ya que eran para nuestra protección, no para nuestro daño.

Bullshit!
Por eso ahora soy ateo.

Sin embargo, algo se quedo de aquella mañana de domingo (no podemos liberarnos completamente de nuestro pasado). Esa mañana aprendí que las reglas no son únicamente una restricción. También son un marco de referencia sobre el cual construir, sobre el cual desarrollar. Un esqueleto para la musculatura de nuestra imaginación y deseos.
Repito: Son un límite, pero también un apoyo. Toda cárcel funciona como un castillo (¿recuerdan “El Último Castillo”?), y todo castillo es, en el fondo, una cárcel. Y la libertad está afuera tanto de las cárceles como de los castillos. Pero, para tener fuerza, la libertad requiere reglas. Dinámicas, claras y sobre todo, voluntarias.

Ahora que voy a hacer un WebLog, de las primeras cosas que tengo que hacer es definir mis reglas (o la ausencia de las mismas). Como buen anarquista me reservo el derecho a modificarlas cuando lo desee, pero eso es muy diferente a no tener reglas en primer lugar.
Necesito esas reglas ya que quiero un armazón sobre el cual pueda construir. Una cancha dentro de la cual jugar. Un límite que me oriente. Quiero saber, cuando voy a escribir algo, si lo estoy haciendo de la forma adecuada. De la forma correcta. Como realmente quiero hacerlo.

  1. Escribo para mí. Escribo de lo que me interesa. Escribo lo que creo. Este Weblog únicamente refleja mi opinión. Parcial, errónea, fanática, obtusa, limitada, ignorante. Mía. Nadie debe utilizar este Weblog como fuente confiable o final de ninguna cosa. No pretendo escribir la verdad universal, y nadie debe leerlo esperando encontrarla aquí.
  2. Escribo por gusto. No vendo, no cobro, no pido. Si alguien no me cree, no le interesa, está bien. Si le interesa, mejor. Recomiendo, pero no acepto payola. Propongo, invito, señalo, pero no acepto remuneración, cochupo o participación. El dinero corrompe. No vivo de escribir, así que no quiero nada de dinero por ello.
  3. Tener cuidado con las personas físicas. Cuando escriba de alguien, dar la menor cantidad de detalles posibles. No quiero divulgar nombres, teléfonos, direcciones, horarios. Tratar de que ellos (o personas cercanas) los identifiquen sin problema, pero sin escribir detalles que permitan a una tercera persona identificarlos sin conocerlos. Esto no incluye sus trabajos u opiniones. No quiero que los secuestren, pero no me importa que los dejen sin trabajo si hacen las cosas mal. No aplica para personas morales.
  4. Solo divulgar detalles públicos. Si la información está disponible al público, la puedo duplicar sin problema. En la medida de lo posible dar crédito y/o referencia al trabajo original. Y en ningún caso apropiarme un texto, una imagen o una idea de un tercero.
  5. Con la excepción de políticos, ministros o figuras públicas, no ridiculizar a nadie. No ridiculizar a nadie, excepto que se lo merezcan.
  6. No limitarme al WebLog. También utilizar la facilidad de páginas para documentar listas, preferencias, documentos. Crear ligas a sitios de mi gusto e interés.
  7. Escribir bien. Articulado, coherente, ágil, con buena redacción y ortografía. Si no lo voy a hacer bien, mejor no lo hago. Siempre iniciar con una cita. Siempre señalar los dos párrafos más importantes. Categorizar los artículos.
  8. Escribir a diario. Escribir con la mayor frecuencia que sea posible.
  9. Crear columnas semanales, como sigue:
    • Lunes: Texto para leer
    • Martes: Herramienta para utilizar
    • Miércoles: Sitio para visitar
    • Jueves: Película para ver
    • Viernes: Ciencia para conocer
    • Sábado: Persona para imitar
    • Domingo: Idea para aprender
  10. También escribir sobre ideas y opiniones que salgan en el momento.

Diez es un buen número.
La educación religiosa nunca muere del todo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: